Avisar de contenido inadecuado

El Ayuno Según la Biblia

{
}

El Ayuno Según la Biblia


INTRODUCCIÓN: 

Queremos abordar el tema tan controvertido y deformado del ayuno.  Hay gente que niega el ayuno y dice que no hay necesidad de ayunar.  Creen que no tiene importancia, que es un simple castigo al cuerpo.  Por otro lado, hay quienes hacen del ayuno un verdadero rito, llegan a creer que es el estado máximo del espíritu.  Si no ayunan, no se salvan, que nunca estarán en el Espíritu o que no verán al Señor.  Se están extremando las cosas cuando se habla en uno u otro sentido. 

Leyendo bien la Palabra, nos damos cuenta que la Iglesia primitiva ayunó, aunque en el nuevo pacto no hay ordenanza específica de ayunar, en cambio, se ordena escudriñar las escrituras y orar.  Cuando el Señor se refería en los evangelios, a la oración y al ayuno, se nota que el ayuno es un auxiliar de la oración, nunca una meta o mérito penitencial, claro que lo fundamental es la oración.  El ayuno es un complemento valioso pero complemento.

D E S A R R O L L O

 

  1. LA ANTIGUA ECONOMIA

    • En el Antiguo Testamento, el Espíritu Santo no estaba en las personas.  Los vasos que el Señor quería usar, recibían la visitación del Espíritu Santo que estaba arriba.  Bajaba, tocaba los vasos de una u otra manera y los utilizaba y así surgían reyes, sacerdotes y profetas.  En la antigua economía, se ayunaba para pedir a Dios visitación del Espíritu, nuevas aportaciones de afuera.  Se sacrificaban buscando y aún llegaron al extremo de hacerlo un ritual, tan vacío que el Señor tuvo que reclamar a Israel que ayunaban para sí mismos egoístamente, para pedir, para recibir para su deleite y no para El.  El ayuno se había constituido en una forma de sacrificarse como para que Dios, al ver el sacrificio de la persona, otorgara lo que se le pedía.  Tanto se deformó el sentido original del ayuno, que la religión antiguo testamentaria judaica hacía del ayuno una especie de berrinche o bien una rutina.

    • Le decían al sacerdote,  tenemos que ayunar ahora?? Programaban sus sentimientos!! Y así el Señor llegó a abominar el ayuno degradado del Antiguo Testamento, porque lo tenían, como una etiqueta hipócrita de santidad, como queriendo decir:  Yo soy muy santo, ayuno muchas veces.  Era un negocio de la tierra para el cielo, Señor, te doy un día y tú....qué me das??, te doy dos días y, qué medas?? Era un concurso de abstinencia.  El Señor tiene que decirles en el capítulo 58 de Isaías  {parafraseando}  Ustedes ayunan solamente para arrancarme algo, no han entendido el verdadero sentido del ayuno, no le han dado su verdadero lugar, que es una prioridad de lo espiritual sobre lo material   y así lo analiza PARA DAR LAS NORMATIVAS DEL VERDADERO AYUNO.

    • Cuando Jesús vino, encontró el ayuno prostituido, en el rito y en la ceremonia vacía, sin la realidad de Dios.  En el capítulo 06 de  San Mateo, se refirió a la ofrenda, la oración y también al ayuno; el Señor como queriendo normar y colocar en el verdadero sitial el ayuno dice  cuando ayuneis no seais como los hipócritas  y empieza a analizar las instrucciones sobre el ayuno.  Es muy triste que ahora, en el tiempo de la Gracia, se ayune para que digan que es una persona muy dedicada, muy consagrada.  El Señor dio la pauta para los días de la ley:  Quieren ayunar, que no se vuelva rito, tienen que hacer un ayuno realmente para mí .  El ayuno para Dios implica:  olvidar la opinión humana , es decir, disimular el ayuno, que nadie se de cuenta; solo para ser vistos por El.  Es más una entrega que un pedir.

  1. EL AYUNO DEL SEÑOR

  • Es el tiempo de la Gracia, se puede  convocar a ayunos globales, públicos pero en forma ocasional.  Más que todo, el ayuno es un esfuerzo, un ejercicio secreto entre Dios y el cristiano.  En su ministerio el Señor, llama gente de la religión judaica, gente acostumbrada a ayunar, que pensaba que las abstinencias agradaban a Dios.  El discipulado salió precisamente de esa gente.  En el capítulo 05 del evangelio de Lucas, le preguntaron al Señor, por qué no ayunan tus discípulos?  Si el Señor hubiera aprobado la forma del ayuno, antiguo testamentario, sus discípulos hubieran seguido ayunando así.  Los discípulos de Juan y los fariseos ayunaban, el Señor les dice intencionalmente:  suspendido el ayuno, no ayunarán más .  Es importante conocer las explicaciones que el Señor da, porque la gente de aquella economía no lo entendió.  Sencillamente pensaron que el Señor estaba contra el ayuno y que lo había dejado en suspenso definitivamente.  ...Por qué no ayunan tus discípulos??... le preguntaron, mira, hasta los de Juan ayunan, los de los fariseos también y los tuyos, por qué no?? Están comiendo a toda hora.  El Señor estableció el principio del nuevo ayuno.  La manera, el efecto y el planteamiento del nuevo ayuno, es completamente distinto.  Es un ayuno para tiempos de necesidad, se establece aquí el principio,  podrá, el que está de fiesta, ayunar...??   El Señor llama a alegrarse a sus discípulos, vengan a sentarse, les voy a dar de comer, tengan libertad en la mesa.   Cuando están frente a los platos humeantes, apetitosos, no les dice:  Ahora siéntense, pero no coman .  Se reeditará el verdadero ayuno, que se perdió en los tiempos anteriores a la Gracia.

  • El Señor ha llamado a una nuevo era, fiesta con nosotros, y mientras hay fiesta y victoria, el ayuno no tiene lugar.  ...Vendrán días en que el esposo les será quitado y entonces ayunarán...   Está establecido que será para tiempos de aflicción, de necesidad, de búsqueda, de entrega, de desiertos, etc.

  1. DE ABAJO PARA ARRIBA

  • En la nueva economía, el Espíritu Santo, que antes estaba fuera, ahora mora dentro del cristiano.  Ya no hay que pedir que baje el Espíritu a tocar, ocasionalmente como en el antiguo pacto.  El objetivo del ayuno es para que nosotros nos rindamos, para que al ofrecernos como sacrificio vivo, absteniéndonos  del alimento material, limpiaremos nuestro vaso para dejarlo en condiciones de sentir o detectar mejor, lo que tenemos dentro.  La situación no es pedir de allá para acá, sino entregarnos de adentro para afuera.  Mientras menos relación tengamos con las ocupaciones temporales, mejor, así el ayuno se constituye en una fuente de limpieza, darle lugar al Espíritu.  El Espíritu ya está en nosotros, el Señor hizo la tarea, la obra, es cuestión de que el vaso se entregue, se deje limpiar y el ayuno es la mejor manera de someter la carne.  Es disciplinar la carne para permitir el expandimiento del Espíritu que está en nosotros, los creyentes. 

  • A la medida que nosotros nos rindamos, se hace realidad el señorío de Cristo en nuestras vidas y entonces, el vaso estará en mejores condiciones de ser usado por el Señor.  Estaremos sensibilizados en nuestros sentidos, para detectar, oír, captar mejor lo que el Señor quiere de nosotros.  Pablo le dijo a Timoteo:  ...Aviva el fuego del don que está en ti...   Dejemos el vaso en condiciones.  Que el Señor lo mueva para donde El quiera, el Señor, al hacer el traspaso de ayuno del Antiguo al Nuevo Testamento, dijo:  que lo hacía porque lo estaba preparando para una fiesta espiritual, para hacerlos nuevas criaturas.  En otro caso, solo estaríamos aguantando hambre.  Si dejamos la comida material, para buscar la presencia de Dios, tendremos mayor capacidad de ver al Señor.  El nuevo ayuno no se puede programar, es en la devoción del vaso, porque la clave del nuevo pacto está, no en lo que tenemos nosotros, sino en la negación a nosotros, para que el Señor tenga de nosotros. 

  • Un ejemplo:  A David el Espíritu bajaba, lo tocaba y lo inspiraba, cuando había guerra lo dirigía y luego el Espíritu Santo, no se quedaba allí morando en él.  El privilegio nuestro, es que está morando dentro de nosotros.  El método de Dios es invadir a la persona de adentro para afuera, tomando posesión de ella.  El Señor le dijo a Pedro:  ...Antes te gobernabas, ibas a donde querías, pero ahora, otro te ceñirá, iras a donde te diga y El te gobernará...

  1. SUBIENDO AL MONTE DE LA OBEDIENCIA

  • Había en el Antiguo Testamento dos cerros:  Ebal y Gerizim, los que estaban en obediencia subían al monte Gerizim y los que no al monte Ebal.  Ambos pueblos, subidos en esos montes ayunaban y hacían toda clase de sacrificios.  Dios enviaba bendición a los que estaban en obediencia, en el monte de Gerizim.  No era cuestión de que ayunaran más o ayunaran menos, era asunto de que se bajaran de la desobediencia y se pasaran a la obediencia, de la falta de rendición a la rendición, y después bienvenido el ayuno o la oración.

  • Tenemos que alejarnos hasta del alimento, para que en ese estado postrados, orando al Señor, podamos captar y desenvolvernos mejor. El Señor predicó tres días a cinco mil personas, estaban tan entregados, tan absortos, pues el Señor los dominaba con la Palabra, en una forma preciosa.  Como no se había llegado al nuevo pacto {cuando el Espíritu ya está dentro de nosotros} a los tres días el Señor se acordó que no habían comido.  Durante ese tiempo, habían olvidado la necesidad material, no se habían propuesto ayunar para oír al Señor, no dijeron:  "dejaremos de comer, atenderemos al Señor��?no, no.  El Señor los tomó, los subyugó de tal manera que no se habían dado cuenta.  A los tres días, el Señor dijo a sus discípulos, denles de comer, porque tienen tres días y se desmayarán.  Estaban entregados, invadidos por el Espíritu del Señor.  Ese es el sentido del ayuno, que cuando el Señor esté enseñando, nos debe dominar de tal manera el Espíritu, que ya no tenemos ni interés de comer, con tal de captar y sentir la dulce presencia de Dios.  Como María a diferencia de Marta, en la casa de Bethania.  Es un sobreponer lo espiritual, aún a las necesidades básicas del hombre.

  • Pablo estaba en su casa decepcionado, casi se había apartado del ministerio.  Bernabé lo fue a traer para llevarlo a la Iglesia de Antioquia.  Veamos Hechos 13:02 ...Ministrando pues estos al Señor y ayunando, dijo el Espíritu Santo:  Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra para la cual los he llamado...   La iglesia estaba funcionando:  MINISTRANDO y AYUNANDO, note esto:  AYUNANDO DIJO EL ESPIRITU SANTO, dice que en ese ayuno y en esa espera, ayudado por ministros:  DIJO EL ESPIRITU SANTO, o sea que los vasos se pusieron en condiciones de captar:  APARTADME A BERNABÉ Y A SAULO PARA LA OBRA A LA CUAL LOS HE LLAMADO.  Las órdenes son de ARRIBA PARA ABAJO.  En los versos 06 al 11 había una misión terrible, completamente sobrenatural, misión especial que el Señor entrega cuando el vaso está entregado.  Entregar el mensaje certero es, una obra tremenda.  ...Y habiendo atravesado toda la isla hasta Pafos, hallaron a cierto mago, falso profeta, judío, llamado Barjesús, que estaba con el procónsul Sergio Paulo, varón prudente.  Este, llamando a Bernabé y a Saulo, deseaba oír la palabra de Dios.  Pero les resistía Elimas, el mago {pues así se traduce su nombre}  procurando apartar de la fe al procónsul.  Entonces Saulo, que también es Pablo, lleno del Espíritu Santo, fijando en él los ojos, dijo:  Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia, No cesarás de trastornar los caminos del Señor??  Ahora, pues, he aquí la mano del Señor está contra ti, y serás ciego, y no verás el sol por algún tiempo.  E inmediatamente cayeron sobre él oscuridad y tinieblas y andando alrededor, buscaba quien le condujese de la mano...   Cuando Cornelio mismo estaba buscando al Señor, Pedro estaba en una azotea ayunando.  Esto muestra que en la iglesia primitiva se acostumbraba  el ayuno PARA BUSCAR LA VOLUNTAD DE DIOS SOBRE SUS VIDAS, nunca como ritual ni castigo a la carne.  En el Nuevo Pacto no hay referencia de que la bendición vaya proporcional a lo prologado del ayuno.

C O N C L U S I O N E S

  • En resumen el ayuno del Antiguo Testamento era para pedir.  En el Nuevo Pacto, es     entregarnos a lo que ya hemos recibido del Señor.  Allá era castigar la carne para recibir el toque del Espíritu de arriba.  Hoy es fustigar la carne para que el Espíritu que ya mora en nosotros tome posesión de nuestros cuerpos mismos. 

  • Allá era más del Espíritu para nosotros, hoy más de nosotros para el Espíritu.

  • Si ayunamos a la manera del Antiguo Testamento, eso equivaldría a poner un remiendo viejo al vestido nuevo, o poner parche nuevo en vestido viejo.

  • El ayuno de hoy es como el odre nuevo para el vino nuevo.  Es todo nuevo, es RENDIR MAS QUE PEDIR porque todas las promesas ya son en cristo SI Y AMEN!!!

 

Mensaje de: La Iglesia de Cristo Ebenecer Honduras

{
}
{
}

Deja tu comentario El Ayuno Según la Biblia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.